Cómo cuidar las manos y el cuerpo ante el frío

Todo nuestro cuerpo con la llegada del frío, necesita de sumos cuidados y en muchos casos especiales, no debemos olvidarnos de ninguna parte del mismo, ni del rostro, el cuerpo por completo y mucho menos de nuestras manos, que constantemente son expuestas a diferentes agresiones.

Las mismas necesitan de un cuidado particular al carecer de glándulas sebáceas en el dorso lo que con la llegada del frío hace que se quebrajen  muy fácilmente, y se resequen. Para evitar este tipo de inconveniente lo lógico será que al menos apliquemos por la mañana y la noche, aunque de ser posible varias veces al día, una crema nutritiva he hidratante masajeando para que la misma penetre en el dorso y en cada uno de nuestros dedos.

Una excelente manera de cuidarlas es realizarles baños de 5 minutos en aceite templado de almendras o de oliva, y no debemos pasar por alto los ejercicios que activen la circulación, cerrando y abriendo los puños, y estirando los dedos cada vez que lo consideremos necesario. No olvidemos que siempre debemos utilizar guantes para salir a la calle cuando las temperaturas estén bajas y sobre todo si vamos a mantener contacto con agua, sustancias activas y polvo.

En cuanto al cuerpo, aunque no se expone demasiado al frío porque lo llevamos cubierto, también necesitará de hidratación extra, dado que al mantener la piel cubierta padece de una falta de oxigenación lo que produce muchas veces descamación, sobre todo en los brazos y en las piernas, no olvides aplicar una buena crema nutritiva, realizarte masajes, y si no hace demasiado frío opta por elegir prendas que sean livianas.

Por gabi

Comentarios

blog comments powered by Disqus