Cambios positivos para prevenir las arrugas a los 50 años

En esta etapa para ayudar a nuestra piel es necesario que intensifiquemos los tratamientos para desacelerar los procesos de envejecimiento que llegados los 50 años comienzan a hacerse mucho más visibles.

Para ello puede aprovechar y contrarrestar todos estos procesos que hacen que la piel se vea envejecida, recurriendo a una excelente nutrición que repare los daños que padece la piel, y no dejar de lado los tratamientos antiedad.

El momento de realizar la limpieza diaria, debe preferir un limpiador suave, prefiera las leches de limpieza o limpiadores cremosos, que permiten que la piel no se irrite, ni se reseque demasiado.

A los 50 la piel necesita de una hidratación intensiva, por lo tanto, opte por fórmulas que contengan sustancias que retengan el agua, y creen a su vez una barrera para que la piel no padezca la pérdida de la misma, entre las fórmulas que debe elegir prefiera aquellas a base de urea, alantoína y lactato de sodio.

Por otro lado en la mañana y en la noche debe aplicar una crema para fortalecer los tejidos del rostro, las cuales pueden contener, calcio, rosa mosqueta, vitaminas Cy E, flavonoides de soja, y minerales como cobre, oro, y magnesio.

Si comenzó a los 40 con tratamientos con retinol, este no es el momento de dejarlos, sino de continuar con el mismo para colaborar con la regeneración del colágeno de nuestra piel.

Compartir