Cuidados de la piel: baños de sol

Los baños de sol son muy beneficiosos para la salud, ya que el mismo ayuda en la producción de vitamina D en nuestro organismo, pero está claro que siempre durante las exposiciones debemos tener ciertas precauciones y cuidados, sobre todo cuando buscamos estéticamente un lindo bronceado.

Toma Nota:

  • Siempre que comiences a tomar sol, debes hacerlo en sesiones de 15 minutos que se pueden aumentar a medida que la piel se encuentre más dorada.
  • Durante las primeras semanas es recomendable utilizar factores solares de protección alta, que se pueden disminuir a medida que la piel se torne morena, si bien tarda más en tomar el color deseado, hace que se mantenga durante mucho más tiempo, y no se descuida la piel.
  • Recuerde que mientras está al sol debe beber suficiente agua, y reaplicar el producto protector cada dos horas, siempre después de cada baño o de una sudoración excesiva.
  • La eficacia de la protección solar dependerá de la cantidad que se aplique, sea generosa en las zonas más sensibles, como el cuello, la cara, el escote las orejas y los empeines.
  • No se quede siempre en la misma posición, recuerde moverse, ya que de esa manera el bronceado se torna más parejo y se toleran mejor los rayos solares.
  • Tenga presente los horarios, no se exponga entre las 11 y las 16 horas, porque es mucho más dañino.
  • Y recuerde que el agua, la nieve y la arena reflejan los rayos del sol y los potencian, utilice un protector resistente al agua,  y de esa forma podrá cuidar mucho mejor su piel.

Foto: Gracias a Lelik

Por gabi

Comentarios

blog comments powered by Disqus