Cómo tomarse la frecuencia cardíaca al hacer ejercicios

Al hacer ejercicios sobre todo aquellos que son aeróbicos, tomar la frecuencia cardíaca es muy importante para saber como nos encontramos, cual es nuestro estado físico y además, para saber cuando parar y como nos responde el corazón.

Para quemar grasas y adelgazar, es necesario mantener la frecuencia cardíaca entre 120 y 160 pulsaciones por minuto, que es cuando entramos en un estado que se conoce como lipólisis, donde mediante la actividad física se queman las grasas acumuladas en el organismo, y solemos alcanzarlo luego de practicar ejercicios moderados a fuertes luego de los primeros 15 a 20 minutos.

Para tomar la frecuencia cardíaca debemos:

Colocar el dedo índice y mayor sobre la parte interna de la muñeca, justo donde se encuentran las venas durante 15 segundos y luego ese resultado debe ser multiplicado por 4, el cual nos indicará las pulsaciones totales, que varían de una persona a otra, según si es activa o sedentaria, lo más normal en la segunda son unas 29 a 30 pulsaciones y en la primera si practica actividad física periódicamente será de unas 33 a 34 pulsaciones por minuto.

Para aquellos que quieren constatar exactamente el funcionamiento de su corazón mientras realizan actividad física para controlar mejor su estado y sus capacidades, se puede optar por un aparato que es una especie de cinturón toráxico que se coloca en el pecho durante la actividad, el cual nos arroja datos seguros de cuales son las pulsaciones alcanzadas en la actividad.

Por gabi

Comentarios

blog comments powered by Disqus