Cómo preparar el cuerpo para recibir un buen masaje

Los masajes pueden resultar excelentes terapias complementarias, para diversos tratamientos de belleza o cosmetológicos, por eso siempre es necesario antes de practicarlos, que pongamos ciertos cuidados en nuestro cuerpo, ya que de esa manera se consiguen resultados mucho más favorables.

Siempre antes de comenzar debemos ubicarnos en un lugar cómodo, relajado y en una posición que nos resulte adecuada, en los tratamientos de spa generalmente se realizan acostada, dependiendo de la zona a tratar, sobre todo en los masajes reductores o de drenaje linfático. No se deje ropa que pueda resultar apretada o accesorios que priman alguna zona, como cinturones, joyas o relojes.

Luego antes de que se comience con el masaje, le sugerimos que trate de relajar principalmente la respiración, la misma debe ser lenta, profunda y tranquila. Otro punto a tener presente es la alimentación, evite sobre todo comidas pesadas antes de asistir a una sección de masajes, ya que de esa forma se facilita la eliminación de toxinas y beba abundante agua o infusiones de hierbas drenantes, como manzanilla, centella, algas, etc.

Si el masaje resultara doloroso debe ser interrumpido, a veces hay  molestias típicas, como dolor de cabeza, o exceso de transpiración, pero jamás debe provocar dolor intenso. Por otro lado recuerde que no se deben practicar masajes sobre zonas lastimadas, heridas, si hay problemas severos de piel, varices o huesos demasiado frágiles.

Foto: Gracias a Travel Guide

Por gabi

Comentarios

blog comments powered by Disqus