Sal marina como exfoliante corporal

sal exfoliante
La sal marina es un mineral muy útil para hacer productos naturales para la piel. Aquí te damos la receta de un exfoliante natural hecha con este mineral:

La arena de la playa y la sal del mar son exfoliantes naturales, y aunque no resulte beneficioso aplicar arena en el rostro y en otras zonas de tu cuerpo, si se puede aprovechar la sal marina para hacer un exfoliante casero estupendo.

Ingredientes

  • Sal marina
  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • Glicerina vegetal
  • 6 o 7 gotas de aceite esencial

Se mezclan todos los componentes en un recipiente hondo. Se puede usar aceite esencial neutro o hacer uno con tu aroma favorito logrando una mezcla con polvos de esencias preparadas por ti, para eso puedes machacar en un mortero la hierba elegida y agregar gota a gota el aceite esencial, se deja unas horas en un lugar oscuro y fresco, luego se cuela y se guarda en un frasco hermético añadiendo al final una pequeña rama de la hierba elegida para hacer el aceite.

Luego de mezclar los ingredientes para el exfoliante con sal marina, entra en la tina del baño y aplícalo en tu cuerpo dándote masajes circulares, comenzando desde los pies hacia arriba y omitiendo el cuello y la piel del rostro, pues esta es una zona es muy delicada.

Llena la tina con agua tíbia, vierte unas gotas de aceite esencial, recuéstate y relájate, permitiendo que los poros de tu piel absorban los ingredientes de la preparación. Sécate sin frotar.

Las propiedades de la sal marina darán a tu piel un brillo natural, resaltando el bronceado y dando textura y suavidad a tu cutis. Extiende el tratamiento durante varias semanas, para obtener un óptimo resultado.

Por lquintero

Comentarios

blog comments powered by Disqus