Tratamientos contra las arrugas del cuello

El paso del tiempo y la aparición de las primeras arrugas es algo que a las mujeres, desde antaño nos quita el sueño porque hacemos todo lo que está a nuestro alcance para evitarlo y vernos siempre espléndidas. La piel del cuello, como en otras oportunidades lo hemos mencionado es muy sensible a todos los cambios que padecemos las mujeres y por lo tanto cuidarla es la mejor manera de prevenir aquello que no deseamos.

Compartiremos con ustedes un par de fórmulas caseras que son ideales para evitar las indeseadas arrugas y el inevitable paso del tiempo. Toma nota.

Loción descongestiva para cuellos sin arrugas

Necesitaremos: Una taza de infusión cargada de manzanillas que realizaremos con 100 mililitros de agua hirviendo y 2 cucharadas de manzanilla, una vez tibia la infusión le agregaremos 100 mililitros de agua de rosas y 5 gotas de aceite esencial de almendras, colocamos todos éstos ingredientes en un recipiente esterilizado, y mezclamos cuidadosamente hasta que se integren los componentes mencionados. Dejar reposar en la nevera por unas horas antes de utilizar.

Modo de empleo: Embeber un poco de algodón y aplicar la loción descongestiva 3 veces por semana con movimientos y masajes circulares hasta su total absorción. Esta preparación bien conservada, puede durar hasta un mes en el refrigerador.

Crema para prevenir las arrugas del cuello

Necesitaremos: 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen y 50 gramos de manteca de cacao. Para realizarlo comenzaremos colocando la manteca de cacao a baño maría, cuidando que no se vaya a hervir y dejando que la misma se funda hasta tomar una consistencia líquida, luego agregaremos las 2 cucharadas de aceite de oliva, revolviendo hasta que ambos ingredientes formen una mezcla homogénea y llevamos a la nevera por unas horas para que tome consistencia cremosa, colocar en recipiente estéril para su conservación.

Modo de empleo, aplicar a diario luego de la limpieza facial, con suaves golpes con la yema de los dedos desde la base del cuello hasta el mentón, y luego realizar masajes circulares ascendentes hasta su total absorción.

Por andreagabriela

Comentarios

blog comments powered by Disqus