Consejos para evitar la retención de líquidos en el otoño

La sensación de hinchazón en todo el cuerpo, muchas veces se debe a una gran retención de líquidos, que a la larga, nos puede traer severas consecuencias, como edemas en las piernas, lastimar los tejidos, y estéticamente incrementar la aparición de celulitis, entre muchos otras. Esto es algo que a las mujeres nos desagrada más allá de la estética, por lo tanto queremos compartir con vosotras algunos consejos para evitar éste padecimiento durante los meses de otoño.

¿Por qué retenemos líquido?

Si bien tenemos muy en claro que una dieta equilibrada, la buena nutrición y la actividad física son pilares fundamentales para evitar éste problema, antes que nada es necesario conocer y saber cuáles son las causas que pueden hacernos retener líquidos, y sentirnos hinchadas. Este problema que afecta a muchos hombres y mujeres, pero sobre todo al sexo femenino, se debe a una mala absorción de los líquidos de los tejidos cuando la sangre circula, y puede tener lugar debido a varios factores.

  • Problemas hormonales.
  • Ciclo menstrual.
  • Trastornos metabólicos.
  • Reflejo del organismo, frente a posibles deshidrataciones.

Al aparecer la retención de líquidos, el cuerpo tiende a hincharse, sentirse pesado y aparecen molestias como calambres, malestares generales e inclusive edema, sobre todo cuando la misma se hace presente en los tobillos, piernas o el abdomen, incrementando la mala circulación, y la aparición de celulitis.

Consejos para tratar y prevenir la retención de líquidos en otoño

Como hemos dicho anteriormente la actividad física y la buena alimentación son pilares fundamentales, sobre todo hay que revisar si se están consumiendo demasiados alimentos ricos en sodio, ya que los mismos favorecen este tipo de problemas y nos hacen lucir una silueta, además de cansada, hinchada. La actividad física periódica favorece la circulación de sangre en nuestras piernas, por lo que así evitaremos acumulación de líquidos en nuestros tejidos. Por lo tanto:

  • Realiza al menos 3 veces a la semana caminatas o tu deporte favorito.
  • Evita consumir alimentos ricos en sodio, y agregar sal a tus platos de comida.
  • Prefiere frutas, hortalizas, tubérculos, como las patatas, alcachofas, calabacín y todas aquellas verduras ricas en potasio y bajas en sodio.
  • Los diuréticos son de gran ayuda, pero recuerda que siempre debe prescribirlos un profesional.
  • Consume agua, infusiones como el té rojo, o verde, más allá de sus propiedades antioxidante, son excelentes aliados a la hora de eliminar líquidos.

Si tienes estos simples cuidados básicos, podrás evitar sentirte hinchada y lucir una mejor figura durante todo el año, además de prevenir los severos trastornos que la retención de líquidos puede ocasionarte.

Por andreagabriela

Comentarios

blog comments powered by Disqus