Estrategias para combatir el frío y cuidar la piel y el pelo

Frente a las bajas temperaturas el rostro, el cuello y el escote, necesitan casi de los mismos cuidados de protección que les brindamos durante el verano.

Nunca debemos olvidarnos de colocar una crema específica para el cuello, generalmente la misma que utilizamos para la cara, haciéndola penetrar con masajes ascendentes desde el inicio de los senos y hacia el mentón, teniendo presente que si nos va a dar el sol en el escote, es mejor utilizar alguna crema que contengan factor de protección, tanto el rostro como el cuello y el escote, son muy propensos a contraer arrugas con los cambios de temperatura y luego podemos padecer la aparición de manchas, por ello debemos tomar este tipo de precauciones.

En cuanto al pelo suele resentirse mucho sobre todo frente a las temperaturas muy altas o muy bajas es por eso que como el resto del organismo necesitará de una correcta hidratación, el frío y el viento lo ponen opaco y seco, lo vuelven muy frágil, quebradizo y lo cargan con electricidad estática, salvo que sea cabello graso, no es necesario que lo laves a diario, con que realices un lavado cada dos días con un champú y acondicionador nutritivo será suficiente, y luego te conviene que apliques una crema reparadora, una mascarilla nutritiva o un buen acondicionador, que debes dejarlo actuar al menos unos 20 a 30 minutos para conseguir mejores resultados.

Dejar respuesta