Mascarilla casera para tratar la piel irritada

Nuestra piel a menudo se ve expuesta a diferentes factores que pueden irritarla, ya sea el sol, el viento, la falta de cuidado, hacen que se vea opaca y muchas veces sensible a cualquier tipo de roces.

Por otro lado muchas veces utilizamos productos que la maltratan y no sabemos como cuidarla correctamente. Acá os dejamos una mascarilla saludable que se puede realizar en casa, para que vuelva a lucir suave, cuidada y radiante.

Como primer paso debe colocarse aceite de almendras en las zonas que se encuentran irritadas y a continuación debe verter un poco de agua hirviendo sobre 100 gramos de flores de manzanilla, añada poco a poco el gua hasta formar una pasta homogénea con los ingredientes, y deje enfriar durante unos 15 minutos, para que se desprendan todas las propiedades de la manzanilla.

Posteriormente aplique la pasta sobre una compresa y colóquela en la zona irritada, dejando actuar unos 20 minutos, una vez transcurrido este tiempo, debe lavar la zona primero con agua caliente y luego con un chorro de agua fría, para reactivar la circulación de la zona y favorecer la reconstitución normal de la dermis.

No olvide completar el tratamiento con una buena crema hidratante que contengan vitamina E y A.

Dejar respuesta