Métodos alternativos para cuidar la piel a los 50 años

Para rellenar las arrugas a los 50 años, existen diversos tratamientos médicos que pueden colaborar con la renovación y mejoría de la piel.

Entre ellos encontraremos  los siguientes:

La toxina botulínica, que es una sustancia que se inyecta en muy pequeñas cantidades para relajar los músculos del rostro y tratar aquellas líneas verticales que aparecen en esta etapa de la vida, sobre todo aquellas de la frente, al rededor de los ojos, y las famosas y conocidas patas de gallo. Con la misma se logra debilitar el músculo de expresión facial, aplanando y dejando la piel más lisa. Tiene un efecto  de alrededor de 6 meses, y luego se debe volver a realizar el tratamiento.

Para estirar y tensar la piel está el tratamiento novedoso de hilos tensores, que son hilos de un material biocomplatible con nuestro organismo y que se introducen debajo de la piel, la técnica nos permite estirar diferentes partes del cuerpo, como la parte de las cejas, la frente, los surcos nasogenianos, y el cuello. Este es un procedimiento minimamente invasivo que se realiza con anestesia local y no requiere de cirugía.

Otro de los novedosos tratamientos que existen para retrasar los avanzados signos de la edad, es el plasma rico en plaquetas (PRP), que es un tratamiento de bioestimulación cutánea realizado con la sangre del propio paciente,  a través de los factores de crecimiento plaquetario. Este tratamiento consigue renovar el metabolismo y la funcionalidad cutánea  que se encuentra afectada por los procesos de envejecimiento.

De esta forma y gracias a diversos tratamientos que se nos ofrecen en el mercado hoy por hoy las mujeres ya no tenemos porque vernos envejecidas, ya que gracias a los mismos se consiguen efectivos y muy buenos resultados con la mejoría de la piel, tanto para borrar lineas de expresión que se acentúan a partir de los 50 años, como mejorar el color y la calidad de nuestra dermis

No dudes en consultar con tu dermatólogo de confianza.

1 Comentario

  1. […] A los 50 años comienza a resecarse la piel, ya que pierde  su poder de regeneración, en ésta etapa aparecen las arrugas sobre los labios y aparece una flacidez en los tejidos que acrecenta las arrugas que aparecieron antes, por eso es necesario conocer nuestro tipo de piel, y acompañarla hidratándola, humectándola, limpiándola correctamente y ayudando a los procesos de regeneración, para evitar el envejecimiento. […]

Dejar respuesta