Beneficios y riesgos de la liposucción

liposuccion gluteos

La liposucción es una cirugía estética que se encarga de remover y succionar la grasa en lugares específicos de nuestro cuerpo. Los resultados son inmediatos. En pocos minutos la grasa indeseada que se ha acumulado en los lugares más visibles se extrae del cuerpo. La liposucción realmente cumple sus promesas.

Después de un poco de dolor y muchos moretones las mujeres y hombres que se han sometido esta cirugía ven sus cuerpos contorneados.

En el área de las cirugías estéticas la liposucción es la más practicada. Las zonas del cuerpo más comunes en donde se realizan las liposucciones son:

  • Abdomen.
  • Caderas.
  • Nalgas.
  • Torso superior.
  • En algunas casos también se practican en la cara, brazos y rodillas.

La liposucción utiliza un instrumento encargado de succionar la grasa. Esa grasa extraída es colocada en bolsas u otros recipientes. La liposucción en ningún momento toca los nervios ni los vasos sanguíneos. Dependiendo de la zona a tratar el procedimiento dura de una a dos horas por sección. Generalmente no precisa de hospitalización y el tiempo de convalecencia es de máximo dos días antes de reincorporarse a las actividades diarias, pero el dolor y malestares perduran por más de una semana.

La liposucción es una operación quirúrgica por lo que tiene sus riesgos. Los riesgos más comunes son infecciones, alergias y coágulos sanguíneos.

Existen nuevas técnicas más seguras pero que no descartan por completo las complicaciones. Las complicaciones pueden aumentar dependiendo de las zonas tratadas. Si la zona tratada es grande o si se están haciendo varias liposucciones a la vez el riesgo puede ser mayor.

Los riesgos también abarcan otras complicaciones menos comunes.  No deben realizar este tipo de operaciones aquellas personas que padezcan diabetes, enfermedades circulatorias o cardiovasculares.

Luego de la cirugía la piel puede aparentar irregular o abultada. En ciertos casos las personas pueden perder sensibilidad en esas zonas y podría hacer cicatrices.

Durante el procedimiento se utiliza anestesia local o general. Si el área a tratar es pequeña generalmente se usa anestesia local.

El dolor se percibe después de la cirugía y comúnmente se siente sensación de ardor, inflamación, algunas veces hemorragia y malestar general. Normalmente el médico receta analgésicos para prevenir o disminuir el dolor.

Los beneficios de esta cirugía estética son muchos, algunos de ellos son:

  • Las células de grasa eliminadas con la liposucción no se desarrollan más. Si la persona sube de peso nuevamente el peso se distribuye en otras áreas del cuerpo.
  • La piel por lo general se adapta a la nueva situación del cuerpo y como es elástica después de algún tiempo se siente firme.

La liposucción en zonas pequeñas presenta muy pocas complicaciones y puede ser ejecutada en la oficina del cirujano, siempre y cuando esté equipada para eso.

2 Comentarios

Dejar respuesta