Consejos para aplicarse autobronceadores

autobronceadores

Los autobronceadores son fantásticos para adquirir un bronceado natural sin exponer la piel al sol o a las camas solares.

Si no se aplican bien corres el riesgo de lucir la piel con diferentes tonalidades por algunos días. El efecto de estos productos dura aproximadamente de dos semanas a un mes, dependiendo del fabricante y de tus actividades diarias. Si nadas o transpiras mucho el efecto del autobronceante dura menos tiempo. Estos productos se consiguen en farmacias, perfumerías o por internet.

Algunos centros de belleza aplican el producto profesionalmente. Los autobronceadores más novedosos son los que se rocían ya que son más fáciles de aplicar y las manos no se tiñen además de evitar el riesgo de que la piel quede con distintas tonalidades en el cuerpo.

Antes de aplicarte el autobronceador practica con una crema color, de esta manera verás donde lo estás aplicando y reduces el riesgo de quedar veteada. Otro aspecto importante es exfoliar bien las zonas donde quieres aplicarte el auto bronceador.

Éstos son fáciles de aplicar teniendo en cuenta los siguientes consejos:

  • Uno o dos días antes de aplicarte el producto, depílate y usa un exfoliante en todo el cuerpo.
  • El cuerpo debe estar bien seco antes de colocarte el producto.
  • Si tu pelo es claro, ponte un poco de crema en la línea del cabello para evitar manchar el pelo.
  • Aplícate el autobronceador con guantes de látex o silicona para que no se te manchen las manos.
  • Colócate el producto cuidadosamente. Las rodillas, los codos y los pies tienden a acumular la crema. La aplicación tiene que ser pareja, caso contrario te quedarán manchas temporales y el bronceado no lucirá natural.
  • No te apliques poca cantidad ya que corres el riesgo de que queden decoloraciones temporales.
  • Aplícate autobronceador también en el cuello, las orejas y otras zonas menos visibles para que el resultado sea bien natural.
  • Para aplicarte autobronceador en la espalda lo mejor es pedirle a alguien que lo haga por ti. En el caso de que no tengas quien te ayude, te sugerimos que lo hagas con una toalla vieja y que utilices mucha crema. Pon la crema sobre la toalla y frótala en tu espalda como si te estuvieras secando.
  • Espera a que el producto esté bien seco antes de acostarte o darte un baño.

Como verás, este procedimiento es fácil, sólo hay que ser muy cuidadosa en la aplicación para que el producto quede parejo.

Recuerda que el autobronceado es una solución temporal. Si durante la aplicación algo sale mal no te preocupes tanto, en pocos días desaparecerá.

2 Comentarios

Dejar respuesta