Riesgos y consejos a la hora de aumentarte tus senos

implantes de siliconas

Cualquier cirugía que una se haga siempre tiene riesgos, por supuesto el aumento de senos no es la excepción.

Los riesgos que se pueden presentar son:

  • El riesgo de la anestesia general.
  • Pérdida de sensibilidad.
  • Dolor.
  • Ruptura del implante mamario.
  • Anormalidades en la piel.
  • Cicatrización y cicatrices. Éstas se disminuyen cuando al colocar el implante la incisión se realiza en lugares prácticamente no visibles (pezón, bajo el busto, axilas y ombligo).
  • Asimetría en el tamaño del busto o ubicación de los pezones.
  • Reacciones adversas por el uso de medicamentos.
  • Infecciones.
  • Sangrado.
  • Desacomodamiento o caída del implante, provocando que el implante se mueva y produzca flacidez o abultamientos en lugares no deseados.
  • Formación de tejidos alrededor del implante
  • Interferencia con las mamografías para determinar cáncer o tumores.
  • Formación de hematomas.
  • Tejido muerto alrededor del implante, lo cual puede provocar que sane lentamente y cause deformaciones. Este riesgo es mínimo pero es más común en fumadores o personas que han sido expuestas a radiación o quimioterapia.
  • Flacidez. Por lo general ocurre en cirugías donde el implante no se coloca bajo el músculo pectoral.
  • Encogimiento del implante alterando el tamaño del busto. Esto es mas común en implantes con soluciones salinas.
  • Rechazo al implante.
  • Riesgos estéticos.

Consejos que te serán de gran utilidad a la hora de aumentar tu busto:

  • Reflexiona bien porque deseas hacerte esta cirugía. Analiza cada pro y contra y después determina si realmente vale la pena.
  • Lee e infórmate mucho sobre las diferentes técnicas que se utilizan en esta cirugía.
  • Busca un buen médico, en lo posible que sea recomendado y de renombre.
  • Antes de visitar al médico hazte una lista de preguntas. Solicítale al médico un catálogo con fotos de implantes.

Estos tipos de cirugías estéticas deben tomarse con mucha seriedad y responsabilidad. No busques la opción más económica jamás, una mala cirugía puede salirte muy cara y hasta costarte tu propia vida.

1 Comentario

Dejar respuesta