Cómo realizarnos un peeling en casa

El peeling es un tratamiento que sirve para remover las células muertas de nuestra piel, y darle lugar al crecimiento de otras nuevas, para que la misma luzca y se vea saludable.

Acá os proponemos  3 formas caseras para realizar peelings en casa, para renovar nuestra piel.

  • Para realizar un peeling superficial, puedes preparar con una cucharada de tu crema o leche de limpieza habitual y una cucharada de azúcar, una pasta para aplicar sobre la nariz, la frente y la zona de la barbilla, en forma circular ejerciendo una suave presión sobre la piel, es una manera rápida y sencilla de limpiar tu piel.
  • Para realizar un peeling intermedio, mezcla una cucharada de crema o leche de limpieza y 1/2 cucharadita de arena de sílice, y aplica de la misma forma que en el paso anterior, en forma circular para barrer la suciedad de tu rostro.
  • Para realizar un peeling más profundo, puedes preparar 3 cucharadas de sal gruesa, con 3 cucharadas de aceite de almendras y aplicar sobre las zonas engrosadas de la cara, haciendo fricciones lineales y luego realizando un suave pero firme masaje circular. Ten presente que este último peeling no es recomendable para pieles demasiado sensibles. En estos casos lo mejor es consultar con tu dermatólogo de confianza.

1 Comentario

Dejar respuesta