Cirugías estéticas, mitos falsos sobre la anestesia

Al tomar la decisión de realizarnos algún tratamiento estético que requiera que pasemos por el quirógrafo, es natural que muchas tengamos ciertos miedos, sobre todo aquellos relacionados con la anestesia.

  • Miedo a no despertarse luego de la operación: Esto es casi imposible por la calidad de fármacos que se utilizan, además las cirugías se realizan con controles de monitoreo, para detectar a la brevedad cualquier tipo de imprevisto y corregirlo. Es cierto que la paciente se encuentra dormida, pero su organismo inmunológico sigue trabajando activamente.
  • Miedo a sentir dolor: Durante la anestesia se administran otras sustancias que tienen efectos combinados, manteniendo al paciente relajado, y se duerme justamente para no sentir dolor, de todos modos cabe destacar que ninguna cirugía se inicia hasta que la persona responsable se asegura que el paciente está totalmente dormido.
  • Miedo a que la anestesia no haga efecto: Con los avances que hay en cosmetología, se consigue que el paciente no solamente posea un efecto sedado y para evitarle el dolor, sino que al mismo tiempo se puede controlar la duración del mismo.
  • Miedo frente a una reacción alérgica de la anestesia: Esto es muy poco probable, de todos modos existen muchas alternativas para evitar justamente éste inconveniente.
  • Miedo a que se administre anestesia de más: Si bien las drogas no se administran en todos los pacientes de igual forma, sino dependiendo de su condición y de la operación a la que se lo somete, se la puede regular durante la misma, gracias a los parámetros que arrojan los constantes monitoreos, es muy difícil que suceda una sobredosificación.

Dejar respuesta