Estética y belleza, tratamientos con fango

Por lo general al uso del fango en estética y belleza se lo denomina fangoterapia, y el mismo recurre al empleo de arcillas y fangos como métodos curativo con finalidades estéticas.

Se los distribuye por toda la piel, mediante masajes proporcionándole a la paciente un bienestar generalizado, no posee contraindicaciones y se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo.

Entre sus más destacadas propiedades debemos citar que la fangoterapia, activa el funcionamiento de las células y los órganos, regenera y reconstituye los tejidos dañados, elimina el exceso de grasa en la piel, tonificando e hidratando, y cuidando la misma de agentes nocivos y tóxicos.

Las arcillas que se utilizan son variadas, hay arcillas grises, verdes , rojas, negras o blancas, y cada una responde a diferentes propiedades y usos, lo que si hay que recordar que es imprescindible que las mismas sean de absoluta calidad, ya que de eso dependerán los resultados y beneficios. Para realizar éste tipo de tratamientos se debe realizar con personas capacitadas y previa consulta con el especialista de vuestra confianza.

2 Comentarios

Dejar respuesta