Cuidar nuestro rostro en el invierno

cara de frio

Cuando lleguen las bajas temperaturas, nuestro rostro necesitará un poco más de cuidados, sobre todo en aquellas pieles secas.

La nariz y los pómulos, son los puntos más prominentes del rostro, por ésta razón siempre se encuentran mucho más expuestos a las agresiones del viento, el frío, el calor y la exposición solar.

El rostro es una zona muy sensible a la aparición de manchas, por lo que es recomendable durante la noche utilizar cremas específicas para prevenir cualquier tipo de problemas, las mismas deben estimular la circulación, y aportar vitaminas que fortalezcan la piel.

Es muy recomendable evitar los cambios bruscos de temperatura, y acercarse demasiado a fuertes que irradien mucho calor, debe frotar suavemente los púmulos cuando pase de un ambiente de baja temperatura a otra un poco más templada.

En cuanto al contorno de los ojos, es una zona extremadamente delicada de la piel y debemos tratarla con cremas que contengan protección solar, utilizar gafas de sol, en lo posible grandes que protejan los ojos y todo su contorno, podemos aprovechar la gran variedad de cremas de noche y de día que nos ofrecen en el mercado, y en caso de que padezcamos de bolsas hay que evitar la aplicación en el párpado inferior, a menos que sea específica para descongestionar la zona.

El comienzo de la belleza se nota en una piel saludable, no dudes en cuidarla correctamente.

5 Comentarios

Dejar respuesta