Cuidar la postura para mantener los pechos firme

Generalmente el busto y su pérdida de turgencia suelen aparecer cuando la mujer adopta una postura corporal incorrecta, además el sedentarismo sobre todo para quienes pasan muchas horas sentadas en la oficina, o aquellas que conducen muchas horas a diario, generalmente tiene como consecuencia que los hombros se curven, se hunda el pecho lo que definitivamente hace que los músculos pectorales se debiliten y los senos se caigan.

Por eso es muy importante, estemos sentadas o caminando y realizando ejercicios que controlemos nuestra postura.

Siempre debemos caminar con los hombros relajados, bien abiertos hacia atrás, alineados, sin cometer excesos y con nuestra espalda derecha y relajada.

En el caso que debamos permanecer muchas horas sentadas es totalmente importante mantener la espalda derecha y bien erguida apoyada contra el respaldo de la butaca o silla, y nuestro cuello debe permanecer recto.

Para practicar se puede caminar con un libro sobre la cabeza, cuando estemos descansando en casa, primero apoyando toda la planta de los pies, y luego en puntas de pies, si realizamos éste simple ejercicio de forma periódica unos minutos al día nos será mucho más fácil adoptar una postura erguida, firme y derecha, evitando la pérdida turgente de nuestro busto.

1 Comentario

Dejar respuesta