Aplicaciones estéticas de la fangoterapia

Como hemos visto en alguna oportunidad la fangoterapia, es un tratamiento a base de arcillas, que puede aplicarse en diferentes zonas del cuerpo. Resulta refrescante, cicatrizante y descongestivo de la dermis.

Es ideal para tratar la piel envejecida, ya que posee cobalto y minerales como magnesio, lo cual elimina las células muertas sin agredir la piel y combate los efectos de los radicales libres al mismo tiempo, devolviéndole la firmeza y la elasticidad. Además ayuda a equilibrar el tono de las pieles deshidratadas o secas recuperándola rápidamente tras la primera aplicación.

Con la fangoterapia, cosméticamente se pueden realizar tratamientos de limpieza profunda, ya que es un remineralizante natural de la piel , la cual absorbe todas sus propiedades saludables y al mismo tiempo elimina las células muertas que provocan descamación.

Se la utiliza también para devolverle firmeza al busto, ya que recupera fácilmente la tonicidad muscular de la zona.

Por otro lado se utiliza la fangoterapia para reducir la presencia en la piel de manchas, pecas, acné, rosácea y la pérdida progresiva capilar.

Hay que tener presente que los tratamientos con arcillas, favorecen la reproducción de células nuevas, y que poseen sales minerales que el organismo necesita para verse joven. Las mismas estimulan la circulación sanguínea, reconstituye en pocas sesiones los tejidos y produce hiperactividad orgánica, lo que a la larga se ve reflejado en una piel, hidratada y mucho más saludable.

Dejar respuesta