Una mirada perfecta con estilo y armonía

La mirada femenina ha sido por siempre un símbolo de seducción que nos permite lucir misteriosas, impactantes, y deslumbrar en un abrir y cerrar de ojos, por eso aprender a maquillarnos y realzarla con trucos simples, puede ser una excelente opción, haciendo que nuestros ojos se vean equilibrados y atraigan sutilmente a quienes más deseamos.

Para obtener una mirada armoniosa y con estilo, en aquellas mujeres que los ojos se encuentran demasiado juntos, debemos depilar cuidadosamente las cejar donde las mismas comienzan, sin deformarlas pero permitiendo que ambos ojos se vean simétricos, así lucirán aunque no lo creas hasta un poco más grandes. Por el contrario si eres una mujer que tiene sus cejas demasiado separadas, debes aprovechar un buen delineador para darles forma, delineando cuidadosamente donde comienzan y obtener los mismos resultados. Así tus ojos no se verán tan separados.

Los ojos que lucen párpados caídos, jamás deben marcar demasiado el arco interno ya que esto solo pronunciará más éste defecto, para conseguir armonía en éste caso, lo mejor será al concluir el maquillaje, que debe ser preferentemente en tonalidades claras, cepillar las cejas orientándolas hacia la sienes. Cuando los ojos son demasiado grandes o lucen saltones, peinar o delinear las cejas en forma recta, permiten conseguir armonía en la mirada ya que rompen con la forma llamativa de los mismos, y destacaremos para aquellas mujeres que tienen ojos pequeños, que jamás deben dejar sus cejas superpobladas o maquillarlas demasiado, ya que en éstos casos lo mejor es depilarlas de forma armoniosa, haciéndolas lucir delicadamente finas, y así evitaremos que los ojos se vean pequeños por demás.

La base de la mirada, más allá de los maquillajes que elegimos están determinadas por la forma que le damos a nuestras cejas, lo que hace de una forma u otra que debamos depilarlas, ensancharlas, corregirlas y pintarlas para dar un marco perfecto a nuestros ojos. Recuerda siempre, usar un lápiz delineador, la máscara para pestañas o un cepillo para cejas, si las mismas necesitan ciertos retoques, con ellos podrás disimular zonas despobladas, cejas muy finas, demasiado gruesas, o emparejar su color en el caso de irregularidades y llevar a toda hora una mirada con estilo, fuerza y mucha armonía.

Dejar respuesta