Tips para tener en cuenta en la depilación láser

La depilación láser, se viene poniendo de moda en estos últimos tiempos ya que ha cobrado un gran auge, aunque no todas las mujeres tienen la posibilidad de correr con éste tratamiento, que todavía sigue siendo costoso, y que parece estar en constante debate, por lo que muchos sostienen que no es apto para cualquier tipo de piel.

Se ha dicho mucho sobre las pieles morenas, que no deben realizarse  depilación láser, pero no es del todo así, si bien hay que tener en cuenta que no todas las pieles son iguales, existen claras diferencias en el tipo de láser que debe usarse en una piel blanca y una piel morena.

Te preguntarás a que se debe todo esto. En realidad todas las mujeres pueden realizarse la depilación láser, pero siempre teniendo en cuenta el tipo de láser que se utilizará para realizarla, dado que éste tratamiento busca destruir el vello mediante la melanina, encargada de dar color al vello y a la piel. El láser que es utilizado para este tipo de tratamientos calienta la melanina y poco a poco va destruyendo el folículo desde el interior, pero no todo termina aquí ya que la frecuencia del láser es absorbida por el vello, pero al mismo tiempo por la piel, lo que puede causar severos daños, si no es utilizado en la frecuencia correcta.

Las pieles claras con vellos oscuros, absorben menor cantidad de frecuencia láser y por el contrario las pieles morenas que poseen mayor cantidad de éste pigmento, absorben en más cantidad, pudiendo provocarse quemaduras, decoloraciones en la piel, y cicatrices muy difíciles de eliminar posteriormente al tratamiento, por eso en éste tipo de piel se deben utilizar láser con mayor haz de luz, que son absorbidos en menor cantidad por las pieles morenas.

Recomendamos antes de comenzar con sesiones de depilación láser tener presente:

  • Un examen cuidadoso para determinar el fototipo de piel.
  • Consultar con el especialista que tipo de frecuencia y haz de luz láser se va a utilizar durante el tratamiento.
  • Tener presente que muchas veces se requieren varias sesiones para eliminar definitivamente el vello.
  • Recordar que los tratamientos con láser pueden doler, y para evitar esto se deben probar primero en una zona pequeña, para evaluar posibles  reacciones contradictorias.
  • Una vez comenzado el tratamiento no se debe exponer la piel a los rayos solares, camas de bronceado o cosméticos autobronceantes, ya que todos aumentan la producción de melanina en la piel, y pueden causar daños durante el tratamiento.
  • Este tipo de tratamientos estéticos, siempre es mejor que lo realice un profesional idóneo que nos proporciones las garantías de que no tendremos problemas posteriores o durante el mismo.

Dejar respuesta