Cómo controlar los puntos negros

Uno de los problemas del cutis más comunes y fáciles de controlar son los llamados puntos negros, esa acumulación de células muertas que tiende a obstruir los poros y da como resultado esa apariencia de puntos negros en el cutis, y que también se deriva en algunos casos del excesivo trabajo de las glándulas sebáceas, esto último especialmente durante la adolescencia.

Pero controlar los puntos negros en el cutis, requiere apenas un poco de trabajo en el sentido de la higiene de la piel del cutis, más allá de la básica y algunas medidas como la reducción de la excesiva ingesta de grasa para ir aligerando el problema.

Hay que trabajar en el sentido de exfoliar bien la piel y debe hacerse por lo menos 2 veces por semana, aplicando en el rostro un poco de gel de aloe vera, generosamente en el cutis y dejando estar por media hora, al cabo de dicho tiempo hay que lavar con abundante agua fría secando sin frotar.

Otra rutina que debes agregar a tu cuidado del cutis es, aplicar compresas de agua ligeramente caliente con sal un par de veces por semana sobre la piel del cutis, ligeramente caliente es más tibia que caliente no vayas a quemar tu piel, para que el vapor abra los poros y en ese momento suavemente presionar con la yema de los dedos para retirarlos o para mejor tratamiento de la piel usar en ese momento banditas para puntos negros que se adquieren en las tiendas de cosmética.

Además dentro de esta búsqueda de eliminar los puntos negros se deben hacer algunos cambios en cuanto al maquillaje, porque algunos componentes en los maquillajes en crema suelen avivar el problema, así que lo mejor es hasta que la rutina de exfoliación semanal surta efecto elegir cosméticos en polvo, pero dándole si tu cutis tiene piel seca, una extra humectación mediante la aplicación de una loción extra humectante antes de aplicar el maquillaje.

Es importante también darle al cutis nutrientes que ayudan a controlar el problema, y esto es a través de una mascarilla de tomate, que se hace con tomates maduros aplicados al rostro durante media hora por la noche y retirando con lavarlo con agua fría. Como en todas las rutinas de belleza el resultado se basa en la constancia que apliques a ellos.

Dejar respuesta