Cómo evitar las marcas blancas en verano

Es normal que durante la época estival al exponernos al sol, los bañadores, ya sean bikinis, mayas enteras o trikinis, nos dejen marcas blancas, en las zonas que protegen, y muchas mujeres a la hora de lucir otras prendas se sienten condicionadas por las mismas, ya que no lucen del todo estéticamente bien. ¿Cómo evitarlas? Te damos a continuación algunos consejos y tips que seguramente serán de mucha ayuda, toma nota.

Por reglas generales, la mayoría de las personas utilizan los bronceadores y protectores solares, solamente cuando se encuentra en la playa, el campo o la piscina, y éstas zonas que no se han bronceado corren serio riesgo de absorber rayos dañinos del sol, más allá de que se vean blancas y no sean muy estéticas al cambiar de prendas, la piel puede dañarse.

Como evitar las marcas blancas y proteger la piel y el bronceado

Seguramente en muchos veranos habrás notado que además de las marcas de los bañadores, cuando te expones al sol, también cambia de tonalidad el bronceado, porque llevas una blusa, una falda de un largo determinado, una bermuda e inclusive se marcan hasta las tiras de los zapatos. Para evitar justamente que el bronceado quede veteado y no sea parejo, lo más aconsejable, es colocar siempre, absolutamente siempre, una buena protección solar. Aún cuando no estamos tomando sol, ni en traje de baño, se hace necesario reforzar la protección en determinadas zonas corporales, como lo son la cara, el cuello, las manos, las piernas, los pies, y los brazos. Existen en el mercado una variada cantidad de productos ya sean hidratantes, para cuidados de la piel, sobre todo del rostro y los labios que ya vienen con factor de protección solar, que además de cuidar nuestra piel, evitarán que se hagan las marcas blancas que tan poco deseamos.

Trucos para evitar marcas blancas

Es sabido que si llevamos a cabo tareas al aire libre, de una u otra forma, las prendas que tenemos puestas se van a marcar, y por consecuencia terminarán arruinando nuestro bronceado. Para evitarlo, te recomendamos, que no siempre utilices la misma prenda, varia los escotes, un día puedes llevar un escote redondo, otro un escote en V, otro con los hombros al descubierto, etc. Lo mismo corre para la parte inferior del vestuario, y los pies. Si un día llevas unas sandalias de tiras, al otro día prefiere algún calzado que no cubra demasiado las zonas que quedan expuestas al sol, de ésta forma podrás evitar que aparezcan las marcas blancas y se intensifiquen con el correr de los días veraniegos.

Ten presente que si puedes tomar 15 minutos de sol a diario, con un traje de baño que no cubra demasiado las zonas que gustas  lucir en verano, esto ayudará a que emparejes el bronceado  y lo mantengas por mucho más tiempo.

Dejar respuesta