Mitos y verdades sobre el vello corporal

Existen mitos con respecto a nuestro vello corporal. Hoy sabremos la verdad de algunos de ellos en la lista que te haremos a continuación.

Los vellos crecen más gruesos y oscuros después del rasurado

Mito: Aunque pareciera que así es, en realidad no es verdad. Cada vello tiene su etapa de crecimiento, y no todos crecen a la misma vez. Cuando algunos recién están saliendo, otros ya están crecidos. Al rasurar con la máquina rasuradora pareciera que después crecieran más vellos, pero lo que sucede en realidad es que crecen todos juntos y casi al mismo momento.

El uso de cera depilatoria engrosa los vellos

Mito: Todo lo contrario, el efecto que produce es que el crecimiento de los vellos es más tardío y son más finos y débiles.

No se debe utilizar tratamientos con láser en vellos y piel clara

Verdad: Para que el láser actúe necesita contraste entre el color de la piel y el vello, caso contrario no funciona.

La depilación con láser depigmenta las pieles morenas

Verdad: El uso de láser produce decoloraciones en la piel, por lo que se nota más en las pieles morenas.

Todas las depilaciones con láser son permanentes

Mito: Esto es falso ya que existen distintas clases de tratamientos con láser, los cuales algunos son permanentes o temporales. Igualmente para obtener una depilación permanente se deben hacer varios tratamientos previos.

Ya conociendo la verdad de algunos mitos podrás optar por el mejor sistema de depilación que se adapte a ti.

Dejar respuesta