Los beneficios de la parafina en la piel

La parafina se utiliza generalmente en diferentes tratamientos de la piel que se realizan en salones de belleza y spas. Los resultados, después de su aplicación, son inmediatos. La piel queda profundamente humectada y suave al tacto.

La parafina es utilizada en tratamientos de belleza faciales (en forma de mascarillas), tratamientos corporales y para la preparación de la piel tanto en manicura como en pedicura.

Antes de su aplicación se debe exponer al calor para derretirla y mantenerla a una temperatura moderada.

Los pasos a seguir para su utilización son:

  • Limpiar bien el área a tratar.
  • Suministrar alguna crema humectante sobre esa misma zona a tratar.
  • Mediante una brocha, aplicar la parafina 3 o 4 veces hasta cubrir bien la zona.
  • Tapa el área tratada con una bolsa plástica y sobre la misma cubre con unas toallas para mantener la temperatura de la parafina.
  • Dejar puesta la parafina hasta que se enfríe y retirarla.

Es muy importante que no te muevas durante el tratamiento para que la parafina no se quiebre y pierda su efecto.

Tu piel lucirá muy suave y sedosa luego del tratamiento, más aún si tu piel es seca y está expuesta a climas fríos.

1 Comentario

  1. La verdad es que es una sustancia que te deja la piel suave como la seda. Yo tengo muchas cremas con parafina y se nota la diferencia.

Dejar respuesta