Tratamientos para prevenir y eliminar callos en los pies

Los callos son una capa de piel muy dura que es causa del exceso de presión en alguna de las partes del pie o alguna otra parte del cuerpo.

Estos pueden ser molestos, por lo que existen distintos tratamientos que se pueden realizar para que dejen de molestar y así eliminarlos o mejorarlos.

Si la persona que tiene callos padece de diabetes es mejor ir al podólogo en vez de arriesgarse a infecciones tratándolos en casa.

A veces los callos pueden ser causa de:

  • La falta de calcetines en los momentos en que hacemos ejercicio.
  • Mala postura.
  • Calzado inadecuado.
  • El cuerpo no se mantiene de forma balanceada.
  • Deformación de los huesos.

Los tratamientos que se pueden llevar a cabo para eliminar los callos son:

  • Usar calzado más adecuado o cómodo para eliminar la fricción que produjo el callo; también pueden usarse esponjas o parches en los zapatos.
  • Existen muchas cremas muy útiles para eliminar los callos que por lo general funcionan muy bien; es muy importante seguir las instrucciones del paquete para no arriesgarse a quemarse la piel.
  • Sino otra opción puede ser ir a alguna pedicura. Antes de que la pedicura comience con su trabajo siempre hay que fijarse que los instrumentos que vaya a utilizar estén esterilizados, ya que de lo contrario estos pueden provocar alguna clase de infección en la piel. Por lo general las pedicuras de ahora intentan evitar los callos muy gruesos y usan exfoliantes o limas para callos en la casa.
  • También las limas para pies o las piedras pomes son muy útiles para los callos pequeños y para la prevención de los callos un tanto más grandes. Lo mejor de esto sería tener una clase de rutina, es decir, que puede hacerse una especie de tratamiento, y usarlos luego de un baño o antes de irse a dormir, y después aplicarse cremas o aceites humectantes.

Los cuidados especiales que debemos tener son:

  • Cuando los callos están sobre los dedos del pie puede deberse a deformidades del hueso, si éstos se vuelven muy molestos se debe recurrir a un podiatra o médico para que revise de qué se trata, siendo a veces necesaria una pequeña cirugía para corregir el problema.
  • Según los podiatras no es muy recomendable utilizar herramientas para cortar los mismos ya que los pies tienden a sudar demasiado y los callos pueden infectarse y la misma infección extenderse ligeramente.
  • Por lo general los callos no son muy malos ni nada, al contrario, son muy inofensivos; en caso de que notes pus, inflamación o mucho dolor puede deberse a que el callo esté infectado y entonces deberás ir al médico para tratar la inflamación.

Recuerda que tus pies son el sostén de todo tu cuerpo, no los descuides.

Foto: Gracias a anna carol

Dejar respuesta